Cómo mantener tus cerraduras siempre en buen estado

Si has tenido problemas con la cerradura de la puerta que te da acceso a tu vivienda, a tu garaje, a tu oficina o tu coche quizás sea porque no has tenido en cuenta una serie de recomendaciones de mantenimiento.

mantenimiento de cerraduras

Antes de tener que llegar a cambiar una cerradura porque se te atasquen las llaves o porque directamente se te quede bloqueada porque ha perdido su vida útil.

Si tienes una puerta acorazada en tu casa deberás prestar todavía más atención a este elemento porque el coste puede ser superior.

Para comprobar si tu cerradura funciona correctamente no te tiene que costar girar la llave y el cerrojo debe ir suave. En el caso de que este último no vaya de manera normal es posible que alguno de los cerrojos roce en el cerco. En este caso no te quedará otra que ponerte manos a la obra para que el problema no vaya  a más.

En esta publicación te vamos a dar una serie de consejos para que tengas todas las cerraduras de tus puertas siempre perfectas y no tengas que gastarte un dineral en cambiarla.

El engrasado

Las cerraduras, como cualquier otro mecanismo pierden la lubricación original con el paso del tiempo porque se acaba evaporando. ¿Cómo  puedes aportarla?

Tienes que tener en cuenta que no vale cualquier aceite porque lo único que puedes conseguir es que tu cerradura se estropee antes de tiempo debido a que el polvo se acumulará ahí e impedirá su correcto funcionamiento.

¿Qué opción nos queda entonces? Sin lugar a dudas el mejor lubricante para las cerraduras es el grafito en spray. La diferencia respecto a los aceites es que no retiene el polvo y ofrece una gran resistencia a lo largo del tiempo.

En el caso de que no tengas la posibilidad de tener este material a tu alcance puedes frotar la mina de un lápiz de grafito en la llave y después introducirla y girarla varias veces para que quede repartido totalmente por toda la cerradura.

En el caso de que te sobre grafito en spray o en la modalidad de mina puedes aprovechar para pasarlo también por las bisagras de tus puertas. Seguro que te lo agradecerán.

Gestos del día a día

No solamente tendrás que aplicar grafito para asegurar un mejor mantenimiento sino que tendrás que desterrar de una vez por todas determinadas malas costumbres. Aquí te señalamos las más comunes:

  • Nunca gires la llave de manera brusca.
  • Antes de girar la llave dentro de la cerradura debes asegurarte de que la has introducido completamente.
  • Una vez que tengas girada la llave nunca la emplees como si de un tirador se tratara porque no se trata de ningún pomo, manilla o picaporte.
  • No introduzcas nunca objetos extraños.
  • No dejes durante todo el día tu llave metida dentro de la cerradura porque puedes llegar a dañar el cilindro.
  • Deshazte de todas las llaves que tengas en mal estado de esa cerradura.

En el caso de que hayan llegado demasiado tarde todos estos consejos y no te quede otra que cambiar la cerradura de alguna de tus puertas cuenta siempre con un cerrajero autorizado para ello. Estos especialistas le cambiarán la cerradura entera o solamente aquellos elementos que tenga estropeados y le darán una serie de pautas todavía más extensa de la que le acabamos de detallar.