Cerrajeros ZaragozaEstamos especializados en todo tipo de cerraduras sea cual sea la superficie en la que se coloquen. Algunas de estas cerraduras tienen un uso más constante y muchas veces se tratan con menos cuidado que la cerradura de la propia casa, por este motivo tanto la superficie como la cerradura necesita tener una resistencia y durabilidad más alta que el resto para garantizar un buen funcionamiento y una duración más larga que una puerta convencional.

Estamos hablando de los portales de fincas o comunidades de vecinos, que a menudo se ven expuestos al paso masivo de personas y a un trato no muy cuidadoso.

Materiales y colocación de portales de fincas

La puerta de un portal puede estar fabricada en casi cualquier material que podría estar fabricada una puerta convencional, pero hay que tener en cuenta que necesita una buena resistencia ya que estará expuesta a un uso continuado.

Cerrajeros ZaragozaRecomendamos que la puerta esté fabricada de acuerdo con el estilo arquitectónico del edificio, adaptándose al presupuesto del que se disponga. Por este motivo, las puertas más demandadas para portales suelen ser de acero inoxidable o aluminio, que ofrecen una resistencia más alta que otros materiales como la madera o el cristal y aguanta mejor golpes, condiciones climatológicas o simplemente el paso del tiempo.

Es importante que los materiales en los con los que se construye la puerta sean de buena calidad, ya que a la larga es preferible invertir un poco más en una puerta de buena calidad y resistente, que tener que cambiarla en repetidas ocasiones debido al desgaste o a la aparición de grietas y otras averías.

Por este motivo, debe acudir únicamente a profesionales llegado el momento de cambiar la puerta principal de una finca o bloque de pisos. Una vez se haya escogido el material, tenga en cuenta que es posible aplicarle un cromado para que se adapte al entorno en que va a ser colocada, por lo que elegir el mejor material no está reñido con la estética.

Cierres y seguridad

Independientemente de lo que esté construida la puerta en la entrada de una finca, las medidas de seguridad que se instalen después son vitales para garantizar la seguridad de los vecinos que hay detrás de ella.

Sistemas como cerraduras, cerrojos o muelles de cierre automático son mecanismos recomendados para asegurarse que la puerta se mantendrá cerrada si es necesario y que cumplirá su función, que es mantener seguros a los que guarda detrás.